La orientación de una vivienda, sus factores y consecuencias

Uno de los factores que debemos tener en cuenta para la compra de nuestra vivienda es su orientación, ya que es un factor que puede beneficiarnos y tiene relevancia en las condiciones habitacionales de nuestro hogar, aunque en un gran número de casos éste es un parámetro que no examinamos hasta después de la adquisición del inmueble.

Debemos saber que este factor determinará la luminosidad y el calor procedente del sol y el nivel de confortabilidad y ahorro que puede proporcionarnos. Si bien debemos saber que el grado de incidencia va a depender también de la región de nuestro país en que nos encontremos, no es lo mismo su incidencia en dos casas con igual orientación, una situada en la cornisa cantábrica que una situada en la zona sur mediterránea, por ejemplo, por razones de climatología y latitud y longitud geográfica.

De manera breve y concreta podemos indicaros que:

–          ORIENTACIÓN SUR, es la mejor orientación para climas fríos y con inviernos largos ya que recibe la casa recibe la radiación solar todo el año.

–          ORIENTACIÓN ESTE, nos proporciona luz y calor durante las mañanas, bajando el efecto solar por las tardes, siendo una buena orientación para zonas calurosas.

–          ORIENTACIÓN NORTE, es la más regular en cuanto a cantidad de luz, estable durante el día, aunque de baja intensidad y con bajo poder calórico.

–          ORIENTACIÓN OESTE, es una buena alternativa para zonas frías, ya que recibe toda la luz y calor por la tarde, y al llegar a nuestro hogar por la noche encontraremos un mejor confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulta las entradas destacadas

Preparados para enseñaros vuestro nuevo hogar
Día mundial de la Tierra
Abrir Chat
1
¡Hola!

¿En qué puedo ayudarte?